Mi lista de blogs

martes, 24 de noviembre de 2015

El futuro de la Comunicación Interna (Práctica de clase)

Como dijo el filósofo Heráclito “nadie se baña dos veces en el mismo río”: todo cambia, todo evoluciona, todo está en constante devenir y cambio, y la CI no iba a ser menos, pues ha llovido mucho desde sus inicios a lo que es ahora.

Tiempo ha pasado desde que el Charlie de “Meet Charlie” nos presentaba su empresa y cómo se comunicaba con sus compañeros y superiores; y más aún ha llovido desde que el personal de recursos humanos actuaba de enlace entre trabajadores y empresarios, viceversa y entre los propios trabajadores.

Ahora las relaciones interpersonales dentro de la empresa la llevan las herramientas, las aplicaciones, los podcasts, las intranets, los blogs, el streaming, las RR.SS...Ahora es todo mucho más sencillo.

Según un estudio realizado en 2013 por Alcor, una empresa especializada en Comunicación Interna,el 61% de los responsables de CI de grandes empresas encuestados opinan que la CI es una herramienta mucho más valorada ahora por la dirección que en el pasado y 1 de cada 4 piensa que la crisis ha permitido que la actividad de la CI se refuerce, valorándose sobre todo la rapidez y frecuencia de la difusión de las informaciones, además, dicho estudio destacaba la necesidad de mejorar la visión general de la comunicación (ya sea interna, externa, branding....).


El año pasado un estudio calificaba el presente año como “el año de los trabajadores y de la medición”: un año en el que había que centrar la atención en los trabajadores para hacerlos portavoces de sus respectivas empresas, pero no sólo eso, porque la verdad es que herramientas como Whatssapp, o el propio smartphone están marcando tendencia para convertirse en pilares de la CI, así como el storytelling o el hecho de crear aplicaciones propias que permitan una conexión entre todos los implicados, ya que el asunto va de eso, de que la red de la empresa y sus componentes humanos estén conectados entre sí de la mejor manera posible: CONECTAR, esa es la palabra: conectar y cuanto mejor lo hagamos, mejor; llegar al público de la mejor manera posible, lo que sin duda influye en los emisores, que deben enviar los mensajes al público para que éste capte su esencia, algo para lo que la CI y los evangelizadores juegan un papel crucial, porque al fin y al cabo cuanto mejor se “eduque” a los emisores para lanzar los mensajes, más efecto tendrá sobre los receptores de los mismos, además, el employer branding (el hecho de crear una marca interna que luego se hará externa), el reconocimiento como incentivo y la comunicación multidireccional se siguen manteniendo como algunos elementos fundamentales en la CI, entre los que podemos destacar también la ya mencionada comunicación social, redes sociales o revistas digitales entre otros.

FUENTES



DIEZ TENDENCIAS EN CI:


CI EN 2015:



martes, 10 de noviembre de 2015

Reseña "Perversión Diabólica"

Siete relatos, a cual más escalofriante y retorcido. Jamás pensé que pudiera haber otra mente tanto o más retorcida que la mía al escribir terror, pero estaba equivocada. Cuando leí “Perversión Diabólica” de Julia Zapata me di cuenta de que había alguien con una mente incluso peor, capaz de reunir las más horrendas pesadillas jamás imaginadas en un solo libro.

“Nunca desafíes al mal, de él nadie esta exento”, reza la primera página de éste libro, y si hay algo que está más que presente en él de sobra es eso, el mal, que rezuma en cada letra de los siete relatos de que está compuesto, y está presente en casi todas sus formas, a cual más terrorífica.

Personalmente, si tuviera que elegir uno de los siete, elegiría “Sangrienta luna de verano”, porque es con el que más se identifican mis gustos en cuanto al terror: slasher al más puro estilo “Scream” o “Sé lo que hicisteis el último verano”, aunque no actúe un psicópata en sí (Si lo leéis ya descubriréis cómo acaba la fiesta en la playa en la que se desata la masacre...).

Ya os digo, “Sangrienta luna de verano” mi favorito, y en cuanto al que menos me ha gustado, la verdad es que no sabría decir cual, porque todos me han encandilado de una u otra forma, pero como hasta éstas alturas seguro que muchos de vosotros estáis pensando “Déjate de bobadas, Cris y mójate”, pues me mojo, y digo que si tuviera que elegir el que menos me ha gustado es quizá “No mires atrás”, pero no porque no me haya gustado, sino porque no termino de encajar el final, no sé...O no me lo esperaba, o no lo he podido entender del todo.

En cuanto a su lectura el libro es ameno, con unas descripciones a mi parecer minuciosas que te hacen recrear cada ambiente o lugar que ayuda a situar al lector en el lugar y momento en que se narra el relato.

Con el morbo y la sangre en su justa medida, para mí, “Perversión Diabólica” es perfecto (aunque eché en falta a mis queridos vampiros y algún que otro psicópata en su amplio sentido de la palabra....).

Lo recomiendo a toda la gente que le guste el terror porque os hará temblar, en serio.

Podéis encontrarlo en www.librosmablaz.com



viernes, 25 de septiembre de 2015

El posible día a día en el `curro´ de Charlie ocho años después

Os preguntaréis qué hago yo de vuelta si me había ido hasta cumplir mi sueño de ser periodista. Pues bien: he vuelto ni más ni menos que para explicaros qué herramientas hacen falta para una buena comunicación interna hoy día, y ahí voy....

Hace ocho años (¿Prehistoria?¿Pleistoceno?¿Edad de los Metales?....Queda lejos 2007, ¿eh?) veíamos ésto: http://es.slideshare.net/slgavin/meet-charlie-what-is-enterprise20, una presentación SlideShare que nos mostraba la tendencia más puntera del momento en cuanto a comunicación interna.

A través de ésta presentación se nos mostraba cómo Charlie, el protagonista, se podía comunicar con sus compañeros de trabajo (incluso con los que se hallaban en diferentes partes del mundo), todo ello posible gracias a herramientas tales como:
Podcast donde colgar audios con material
 relevante para la empresa

Blog donde dejamos constancia
de nuestra "marca personal" e incluso
podemos crearnos un blog como empleados de la empresa

Wiki interna para hacer permanente el
conocimiento


LinkedIn, red social laboral


Aplicaciones como LinkedIn, Blogger, una wiki interna y un podcast en Ivoxx permitían a Charlie comunicarse con los compañeros y altos cargos de su empresa.

Pero los tiempos cambian y la comunicación interna también, y en mi opinión, en su época Charlie no contaba con éstas otras herramientas:

Importante que el grupo de Facebook sea cerrado
para que solo quienes queramos puedan acceder a él


Útil para videoconferencias con sedes de la empresa en otros puntos del mundo

Yammer. Red social muy últil en el entorno laboral

Whatsapp para posibles urgencias, dudas...que surjan y que nos "pillen" fuera del tiempo de trabajo


Herramientas más actuales, más de hoy e incluso más instantáneas (véase Whatss, Yammer) que nos permiten estar más al día de todo.


domingo, 13 de septiembre de 2015

Nuevo parón del blog hasta fin de curso y breve relato de un sueño

"Yo soy yo y mi circunstancia", dijo Ortega y Gasset.

Todos sabéis quien soy yo: Cris, esa frikaza del pasaje del terror del PAM que a veces deja caer por aquí alguna que otra historieta y que quizá muy pocos saben que está estudiando Periodismo; ¿Que cuál es mi circunstancia?  Pues que tengo que cumplir mi sueño y por eso tengo que mandar mi blog a dormir temporalmente.

Porque afronto un reto: mi último año de carrera, una carrera que llevo persiguiendo desde que de pequeña vi por primera vez en la tele a la chica del tiempo y me levanté, cogí un boli y tracé recorridos frente a la tele señalando isobaras imaginarias queriendo ser como ella....

Luego me dio por las "alcachofas" y decidí que lo mío era el reporterismo (Ojo, no de cualquier tema: de sucesos), y ahora más recientemente he comprendido que lo mío es la radio y solo la radio (y si puede ser en algo que tenga que ver con el periodismo de sucesos, mejor que mejor).




Así que...Me voy, pero volveré con mi sueño ya cumplido y con ganas de seguir escribiendo historias para vosotros...

Mil gracias por estar ahí!

Y a los caminantes....Nos vemos en Halloween!!


miércoles, 19 de agosto de 2015

Relato "Visita al Viejo Caserón 3" capitulo 21

CAPITULO 21: CADÁVER Y CONFESIÓN

Permanecimos en silencio, sin atrevernos a decir una palabra.

Pensé en delatarme ante el Emperador, porque sabía que, de no hacerlo, nos torturaría a todos hasta conseguir que confesáramos quién era el culpable (si no lo sabía ya)...

-¡Enterrador!-Tronó la voz de nuestro señor en el silencio de la biblioteca.

Y al instante vimos aparecer su figura temblorosa en el umbral de la puerta del Caserón.

A todos nos extrañó bastante, pues ya era raro que nuestro señor necesitara al Enterrador para algo, ya que este solía quedarse fuera guardando el cementerio, por lo que pudimos deducir que sabía que el Enterrador nos había guardado el secreto de nuestra escapada nocturna.

A menos que viniera a llevarse a un futuro cadáver....

Tragué saliva y me aferré a la mano de Sara y Segis, que estaban a mi lado. Temblaban, y no eran los únicos.

-¿Queríais verme, mi s...Señor?- Preguntó el Enterrador tembloroso.- ¿A quién debo llevarme?¿Dónde está el cadáver?- Dijo intentando aparentar normalidad mientras intentaba desenroscar el metro para medir al futuro muerto y asignarle ataúd.

Sus manos temblaban mientras pasaba el metro por sus dedos intentando desenroscarlo, pero no acertaba a hacerlo del todo bien.

-¿Estás nervioso por algo, Enterrador?-Preguntó el Emperador con malicia.

Su boca reflejaba una sonrisa aviesa y sus ojos brillaban con maldad mientras esperaba la respuesta del Enterrador, que jugueteaba con el metro entre sus dedos, nervioso y con la mirada gacha.

-Yo...Yo...-Su voz era un hilo. Carraspeó.- No, mi señor.- Dijo alzando la vista poco a poco.

-Cualquiera lo diría...-Dijo el Emperador con frialdad.

Él no respondió y acabó de desenroscar el metro.

El Emperador negó con la cabeza.

-Eso no te hará falta.-

El Enterrador miró al suelo y vio las cenizas de Tar a los pies de nuestro señor.

-Oh, son cenizas...Voy...voy a por una urna.- Dijo. Y por el tono juraría que estaba deseando salir de ahí, pero ya no podría. El Emperador había empezado a jugar con él y era solo cuestión de tiempo que nuestro señor ganara la partida.

Todos, incluido el Enterrador sabíamos que no iba a haber final feliz.

El Enterrador se dio la vuelta y avanzó hacia la puerta.

-No te he dado permiso para irte, Enterrador.-Tonó el Emperador con un tono que nos heló la sangre a todos.

-Igual que no le di permiso al resto para irse de ruta por el Parque, ¿Verdad?-Preguntó con ironía mirándonos.

-No...No entiendo qué tiene que ver eso conmigo, mi señor.- Dijo el guardián del cementerio.

-¡Déjate de bobadas, Enterrador!¡Los viste irse!¡Hablaron contigo!¿Crees que soy imbécil?-

-Mi...mi señor...Yo...-No le salían las palabras.

-¡Sabías que se iban!¡Lo sabías y no hiciste nada!¡Al contrario!¡Les encubriste!-Le espetó el Emperador furioso.

Alzó el brazo y vimos como el Enterrador caía al suelo sin que ninguna mano le tocara.

La sangre empezó a brotar de su cuello en el que aparecieron profundos arañazos.

Gritaba y aullaba suplicando por su vida, pero poco se podía hacer.

Olvidamos nuestro temor y nos abalanzamos sobre el Enterrador, que se debatía entre espasmos y convulsiones.

-¡No!¡No!-Gritamos todos llorando.-¡No!-

Nos aferramos al moribundo suplicándole que no se fuera mientras el Emperador nos miraba con gesto divertido.

La culpa me taladraba mientras pensaba si no sería mejor entregarme para evitar males mayores.

Nunca nos había visto a todos tan destrozados.

Blood, Ymir, Moi y ahora el Enterrador.

-¡No te vayas!-Oí que gritaba Adri.

Pero ya era tarde. Comenzó a boquear y no tardó en expirar y morir.

Nos aferramos al cadáver sin parar de llorar, y en ese momento, me levanté y chillé entre lágrimas:


-¡Lo siento!¡Lo siento!¡He sido yo!-....

lunes, 17 de agosto de 2015

Relato: "visita al Viejo caserón 3" capitulo 20

CAPITULO 20: FUNERAL Y OTRA MUERTE MÁS

Enterramos a Blood, Ymir y Moi en tres tumbas contiguas en el cementerio.

A Blood no le faltó el osito de peluche con el que tantas veces suplicaba jugar a los visitantes, ni su amado cuchillo, que tanto daño les hizo: enterramos los objetos junto con ella.

A Ymir tampoco le faltó el arma con el que se servía para dañar a sus “pastelitos”: el cuchillo reposó sobre su pecho antes de enterrarle.

Y por último, Moi, a quien dimos sepultura junto con la cruz que llevaba (como mero objeto decorativo) y que lo delataba como uno de los monaguillos de Antonio que debía vigitar que Regan no se descontrolara demasiado.

A pesar de ser seres malignos, a nadie le agrada perder a quien quiere, y hubo lágrimas. Muchas, por parte de todos y cada uno de nosotros mientras el Enterrador metía bajo tierra los ataúdes que acogían los tres cuerpos e incluso el doctor espiral y Segismundo se abalanzados llorando desesperados sobre el  ataúd de Blood en un último gesto de despedida.

Al acabar el entierro todo excepto el Enterrador, que se quedó fuera,  acudimos a la llamada del Emperador de las Tinieblas.

Todos íbamos temblando, cogidos de la mano unos con otros, pues temíamos lo que nos dijera e hiciera nuestro señor.

-Cris, vete tú primera, anda.- Me dijo Jason empujándome al principio de la fila.- al fin y al cabo, tú has provocado todo esto…- dijo haciendo que todos paráramos a mitad de la escalera

-Que yo sepa, no solo yo tenía ganas de diversión…-Le recordé mientras sacaba una de mis sais del cinturón y le apuntaba con ella.- y como te chives, te crujo.- le amenacé con el arma.

Jason contraatacó alzando su motosierra y poniéndola en marcha, pero en ese mismo instante, nuestras armas se evaporaron como por arte de magia y desaparecieron de nuestras manos.

-¡SUBID A LA BIBLIOTECA YA!- Tronó la voz del Emperador.

Al final, fue Jason quien encabezaba el grupo, que otra vez íbamos cogidos de la mano muertos de miedo, y muertos de miedo subimos y cruzamos la puerta abierta del Caserón en cuya biblioteca nos esperaban el  Emperador y Tar, cuya cara no denotaba enfado, sino temor.

Estaba de rodillas ante él,  un escalón más debajo de donde estaba nuestro señor, con gesto asustado

-Por favor…-suplicó.- por favor, mi señor, os lo ruego…- Y a punto estuvo de romper  a llorar.
El Emperador chascó la lengua.

-Se suponía que tú ibas a vigilarlos, Tar… -

-Pero…pero…-Se quejó.

Nuestro señor chistó.

-¡No hay “pero” que valga!. ¡tenías que vigilarlos, pero ni de eso has sido capaz!- tronó.

Y sin más, alzó la mano y la dirigió a Tar, que ardió en llamas y desapareció a los pies del Emperador convertido en cenizas.

-Ahora ya sabéis de lo que soy capaz, criaturas, así que más os vale decirme quién es ha sido el responsable de vuestra noche de diversión o acabaréis igual o peor…-

Se oyó un tragar de saliva general mientras unos a otros nos apretábamos las manos.


-Ahora, decidme por las buenas quién ha sido el culpable de vuestra salida o lo averiguaré por las malas….-

jueves, 13 de agosto de 2015

Relato: "Visita al Viejo Caserón 3" capitulo 19

CAPITULO 19: TRES MUERTOS Y UN CASTIGO PENDIENTE


-¡Blood!¡Blood!- Me eché a su lado y la llamé a voz en grito, pero parecía que no se podía hacer nada: se consumía entre pequeños espasmos, y un pequeño chorro de sangre le salió de la boca. Se convulsionaba y retorcía cada vez menos ante el dolor de las heridas que de repente habían brotado en su cuerpo.

Mis gritos fueron interrumpidos por los chillidos y risotadas histéricas de Segismundo.

-¡Vamos a ver cómo es por dentro, Cris!¡Doctor, trae el bisturí, que vamos a ver como es Blood por dentro!-

-¡Calla, Segismundo!-Oí que le gritaba Espiral bastante alterado mirando para todos los lados.

-¡Blood, joder, Blood!¡No!-Lloré yo zarándeandola.

Pero fue inútil: Tras expulsar una última bocanada de sangre, murió.

Alguien la había matado (aún no sabíamos si el Emperador o Tar) con la intención de darnos una lección. Obviamente, fuera quien fuera, ya se había enterado y me apostaba lo que fuera a que había sido el Emperador..

No tardaron en invadir mis oídos los gritos del resto de mis hermanos, que se lamentaban desde algún punto del Parque.

-Cris.- Me dijo Espiral.- Corre, ve a ver qué pasa. Llévate a Segis contigo, está muy alterado.-

Me levanté aún llorando y cogí a Segis de la manga de la camisa.

El loco sonreía y mantenía su vista fija en la sangre que bañaba el cuerpo sin vida de Blood.

-Vamos, Segis. Tenemos que buscar a los demás.- Le dije tirandole de la manga y arrastrándole conmigo avenida arriba.

Y justo vimos juntarse al resto de moradores en un solo grupo. Cuando nos vieron se acercaron a nosotros.

-¡Espiral!-Llamé.-¡Están aquí!-

Le vi coger el cadáver de Blood en brazos mientras venía hacia nosotros y luego posé mi vista en el resto, que también venia hacia donde estábamos.

No pude contener el grito al ver lo que vi:

Antonio y Álex, con Regan a un lado, sostenían el cadáver de Moi mientras venían hacia nosotros, y en el otro grupo, entre Adri y Dani llevaban a un inerte Ymir flanqueados por Sara, Iri y Jason , que no podían dejar de llorar sin consuelo.

-¡Los ha matado!¡Los han matado!- Lloraban.

Adri, Dani, Antonio, Álex y Espiral dejaron los cadáveres en el suelo mientras pensábamos qué hacer.

-¿Pues qué vamos a hacer.?..Volver, a ver ¿Qué vamos a hacer si no?-Dijo Dani.

-¡No, no quiero volver!-Bramó Sara muerta de miedo.-¡No quiero que me castiguen!-

En ese momento notamos que algo nos elevaba en el aire hasta hacernos caer en el mismísimo cementerio del Caserón, donde el Enterrador seguía con su tarea habitual.

Pero había algo raro, porque veía al Enterrador desde una posición más baja de lo habitual, como si él estuviera a más altura que yo. Como...

-¿Os gustan vuestras nuevas camitas, criaturas?- Tronó la voz del Emperador.

Negué con la cabeza y pegué un salto saliendo de la fosa en la que me encontraba mientras escuchaba los gritos de mis hermanos en los agujeros de al lado.

-¡No por favor, mi señor, no!- Chillaban.

El Emperador rió.

-A lo mejor es lo que os merecéis...Tal vez deba enterraros vivos por haberme desobedecido...-

-¡No, no!¡Por favor!- Gritamos todos.

El Emperador rió con malicia y dijo con sorna:

-Claro que no os enterraré, para vosotros eso sería como....dar un paseo por el Parque, ¿verdad? Casi os divertiríais....Incluso podríais poneros a hablar con vuestro vecino de tumba si me apuráis.-Rió.-No os enterraré, no, pero me las ingeniaré bastante bien para que o vosotros o quien haya sido me diga quién ha sido el artífice de todo esto...-

Tragué saliva.

-¿Algún problema, Cris?- Me miró.

-N....no, mi señor.- Dije con un hilo de voz.


-Sácalos de ahí y enterrad a los tres muertos. Cuando hayáis acabado, que vengan a la biblioteca.- Le dijo al Enterrador mientras abandonaba el cementerio...

miércoles, 12 de agosto de 2015

Relato: Visita al Viejo Caserón 3" Capitulo 18

Pues otra vez a darle vidilla a "Visita al Viejo Caserón 3", que ya va tocando.

Se me hace raro escribir sobre el Caserón y que éste ya no exista como tal, pero...

¡Espero que os mole, en breve más!

CAPITULO 18: DIVERSIÓN

Al final del día la morgue de Jason rebosaba de cadáveres sanguinolentos, y mi cripta no era menos, pues me había alimentado de varios visitantes y había bebido hasta saciarme; Lo mismo podía decirse de las celdas del manicomio, donde Espiral, Segismundo y Blood habían escondido los cadáveres de sus torturados y hacían lo imposible porque el último grupo de la noche no los viera; La sala de la bóveda de Helios también albergó muertos, aunque menos (por el hecho de estar conectada con la salida de Arrepentidos, y con eso de que cada vez se arrepentían menos Tar podía presumir de haber estado más ocioso....); Solo quedaban libres de cadáveres el circo, la habitación de la poseída y los pasillos, que no tenían ningún recoveco que permitiera ocultar los cuerpos, además de en el exterior, donde el Enterrador recibía a los visitantes y Sara, Adri, Iri y Dani, los zombies se encargaban de atraerlos a la casa a pesar de no probar bocado.

Había sido un gran día, mayor motivo para hacer una “escapadita” a escondidas del Emperador.

Nos reunimos todos junto al cementerio y le preguntamos al Enterrador si se unía a la travesura.

-No.- Respondió señalando con la cabeza el montón de cadáveres que habíamos apilado en el cementerio tras comprobar que no quedaba nadie en el Parque.- Estos cadáveres no se entierran solos, y han de estar bajo tierra para mañana...- Dijo sin dejar de hundir y volver a sacar la pala de la tierra, cavando una de las tumbas.

-Como quieras, pero prométenos que no dirás nada al Emperador ni a Tar, por favor.- Rogó Jason.- Si se enteran...-

-Tranquilo, Jas. Sé guardar un secreto.- Dijo haciendo el gesto de cerrarse la cremallera en la boca.

Y tras decir esto reanudó su labor tarareando y cavando tumbas mientras todos los demás nos encaminábamos atravesando dejando a un lado la plaza Star Flyer.

-¡Nooooo!¡Vamos a las sillas!¡A las sillas!-Chilló riendo histérico Segismundo mientras intentaba aplaudir sin conseguir otra cosa que chocarse las mangas de su camisa de fuerza.

-¡Tranquilo, Segismundo!-Le reprendió el doctor Espiral.- No te he dado la pastilla, ¿No?-

Segis negó con la cabeza sin dejar de reír.

-Ay que cabecita...-Dijo el doctor.

Y mientras que ellos discutían sobre pastillas el resto decidíamos dónde ir:

Unos queríamos ir a Abismo, otros querían ir a Tornado, otros a la Lanzadera...

Así era imposible.
-¿Y si nos dividimos?-Sugirió Ymir.

Y así lo hicimos: Ymir, Jason, Adri, Iri, Sara y Dani fueron a la Lanzadera; Espiral, Segis, Blood y yo a Abismo; y Regan, Antonio, Moi y Álex fueron a Tornado.

-¡No, doctor!¡Yo quiero las sillas!¡Vamos a las sillas!-Suplicó Segis.

-No, Segis. Están demasiado cerca del Caserón. Podrían pillarnos.- Dijo Espiral.

-Jo...-Se quejó el loco mientras nos alejábamos cada vez más de la plaza Star Flyer.

Al llegar a Abismo, me metí en la cabina mientras los demás se montaban, y cuando estuvieron listos, pulsé el botón y los vagones arrancaron, haciendo brotar gritos y risas histéricas del doctor Espiral y compañía.

Cuando acabaron el viaje, fue Espiral quien me suplió en la cabina, dejando que yo también gritara montada en Abismo.

No sé cómo se lo pasaría el resto de mis hermanos, pero yo me lo pasé genial, entre looping y looping de Abismo, Tornado y Tarántula, y a pesar de las consecuencias que pudiera tener nuestra escapada no me arrepentía de haberla hecho ni de haberles sugerido hacerla.

Por una parte temía que el Emperador se enterara y nos castigara, pero por otra parte no entendía por qué se nos negaba el derecho a campar a nuestras anchas por un territorio que, a fin de cuentas, era nuestro (al menos durante la noche, con el Parque desierto).

Aunque si llego a saber que nuestra travesura traería como consecuencia tres muertes, tal vez me lo hubiera pensado dos veces antes de sugerir hacerla....

Y es que, al bajar de Tarántula y dirigirnos a la Avenida de las Cascadas para encontrarnos con el resto e ir al Caserón, Blood se desplomó en el suelo, su cuerpo se vio surcado de cortes de repente y de toda ella manaba sangre...

Poco imaginábamos que una escena parecida estaba teniendo lugar en dos puntos diferentes con los dos grupos de moradores que se habían dispersado por el Parque.


Y eso era solo el principio...

jueves, 18 de junio de 2015

"Gratitud Eterna" en La Voz del Terror

Os dejo el audio de "Gratitud eterna" que se emitió hace unas semanitas en La Voz del Terror :)

POE: Miguel Ángel
LUPUS: Gustavo
LUPUS PASAJE: Dr Terror
NARRADORES:  Dr Terror y Cris


lunes, 27 de abril de 2015

"La Gran Batalla": Parte I: Antes de la lucha

El rey Frederik alzó su voz ante el portón de la fortaleza de Olak el Negro y su grito se escuchó en todo el poblado orco:

-Olak el Negro: azote de los valles, opresor de las montañas de Obsidiana, sabemos que te escondes tras estas puertas! Sal y enfréntate a tu destino!-

La gran puerta se abrió, dejando que Olak y la hechicera salieran de su refugio.

-¿Quién me llama? Me ha parecido oir....susurros.- Se carcajeó Olak, y no pareció sorprenderse cuando vio al rey acompañado de su pequeño ejército y a la legión de humanos que habitaban el poblado contemplar la batalla que tendría lugar.

-Soy yo, Olak, Frederik el Grande, hijo de Rohan el Tuerto, hijo de Kaleb el Sabio, y he venido a darte lo que mereces!- Rió el rey.

-Y por lo que veo estás acompañado de la hechicera....-Sonrió señalando a Berekth.- Fantástico, así mataremos dos pájaros de una flecha...

-¿Y crees que eso me asusta, rey?- Le preguntó Olak.

Frederik le ignoró.

-Olak el Negro, se os acusa de los siguientes delitos: saqueo, secuestro de niños, invasión de un torreón de la guardia real son dejar supervivientes, esclavizar dos pueblos y practicar magia de sangre! Y ahora vas a pagar por todo!-

Olak permanecía impasible, y a medida que Frederik le enunciaba sus delitos,el gesto de su cara pasaba de desafiante a aburrido mientras con cada mención recordaba cuánto mal había hecho.


-¿Y crees que con cuatro palabras que me digas nos vamos a rendir?- preguntó el Negro.- Nunca! Orcos! A la carga!!-

Las criaturas, lideradas por el gran orco Agluck atravesaron la puerta de la fortaleza, pero parecieron retroceder un poco cuando el Mago Blanco alzó su vara de la que brotó una gran llamarada dando comienzo a la batalla...

viernes, 24 de abril de 2015

Visita Mortal Parte I

Dedicado a Dani Silva :)

AVISO, NO tiene nada que ver con "Visita al Viejo Caserón", aunque aparezcan personajes o se haga referencia a la desaparición de Cris.
Podría ser, pero no.
Tal vez en un futuro, ¿Quién sabe? Espero que os guste la primera parte!

El día era frío y adornado con finas y escasas gotas de lluvia de vez en cuando.
No era un día de Parque de Atracciones precisamente, pero el chico decidió ir, y como cada vez que acudía, se regodeó en la tranquilidad que allí se respiraba, en la ausencia de gente, en lo morboso que resultaba pasear por la Gran Avenida desierta, con apenas unos cuantos trabajadores del Parque caminando por ella dirigiéndose quién sabía dónde mientras pisaban el suelo húmedo de la gran calle.
En su paseo también vio a una de las pocas familias que tenían ese particular encanto, como él, de visitar el Parque en días así aun exponiéndose a que empezara a diluviar y se tuvieran que marchar tan pronto como habían llegado.
Pero el día no quiso obsequiarles con una hecatombe de lluvia, al menos de momento.
Y Daniel se alegró por ello aquella tarde de viernes mientras ascendía los escalones después de subir por la Avenida de las Cascadas para desembocar en la plaza de Star Flyer y hacer lo que tanto deseaba.
Solo el hecho de contemplarlo le hacía sentir escalofríos por la espalda,  se preguntó por un momento si aquella chica desaparecida hacía ya seis meses habría sido vista por última vez en el edificio que ahora estaba mirando.
Observó el  Viejo Caserón y dejó que sus nervios bajaran por su estómago. Otro escalofrío. Y algo raro.
Entrecerró los ojos y le dio un vuelco el corazón cuando vio la taquilla abierta y con luz en su interior.
Siempre se había preguntado cómo sería entrar en el Caserón en un día así, tan propicio para ello.
No se lo pensó mucho y puso rumbo a la taquilla donde una joven morena con un maquillaje bastante logrado, (o eso creía él) le tendió un ticket después de coger su dinero y reírse de tal forma que hizo temblar a Dani.
Él, que siempre había presumido de su valentía, no había podido evitar sentirse turbado ante la carcajada de la taquillera, tan siniestra, tan diabólica.
-Aún estás a tiempo de arrepentirte….-Le dijo ella con un gemido lastimoso.- Cuando entres quizá sea tarde….Y aquí ya somos bastantes… Ahora mi señor solo quiere sangre…-

Dani sonrió y asintió siguiéndola el juego a ella ante su genial actuación, y lejos de seguir su consejo, se encaminó al laberinto de colas y lo siguió hasta que desembocó en la verja junto a la que ya estaba el Enterrador….

miércoles, 22 de abril de 2015

La Gran Batalla. Prólogo II

PRÓLOGO II: LAS FUERZAS DEL BIEN

Habían estado toda la noche montando guardia en aquel pueblucho prácticamente dominado por los orcos bajo el control de Olak el negro, que también tenía sometidos a sus habitantes humanos.
Ahora, el rey Frederick el Grande, acompañado por el Mago Blanco y sus guerreros Akirah y Lengua Negra, además del capitán de la guardia, se preparaba para la batalla que estaba a punto de sobrevenir.

El Mago Blanco lo había visto en sueños: todo se teñiría de sangre, olería al metal de las espadas y las armaduras, al cuero de los trajes de batalla, pero también a sangre: sangre orca, y puede que también humana.

No tenían mucho tiempo para buscar la morada del mago oscuro y la hechicera, y no les costó mucho encontrarla tampoco, porque la casa destacaba por su belleza y majestuosidad sobre el resto.

Blandieron las espadas amenazantes y la voz del rey Frederick se abrió paso entre el murmullo de la multitud de habitantes humanos del pueblo que se arremolinaban para ver en qué acababa todo eso.
Unos contemplaban al rey con miedo, otros, con la esperanza de que les librara del yugo del hechicero que los sometía.


Pasara lo que pasara, la batalla era inevitable, y todo un pueblo sería testigo, y tal vez parte de ella…

martes, 21 de abril de 2015

Crónica de la Comic Fan de PAM

COMIC FAN EN EL PARQUE DE ATRACCIONES DE MADRID

Siendo sincera, no me considero friki del mundo de los cómics, y el domingo pasado pensé que incluso me llegaría a aburrir viendo “expos” que ni me iban ni me venían sobre un mundo que no me era demasiado familiar: Señor de los Anillos, Juego de Tronos…entre otros.

¡Nada más lejos de la realidad, porque disfruté como una enana viendo en el salón de Palenque la enorme colección de figuras de las diferentes pelis que allí albergaban! ¡Y con la Gran Batalla ni os cuento!

 Pero empecemos por el principio…

Puerta de Batán del PAM. 18:00 hrs.

-Va, pasa con nosotros y quédate, ya que has venido a darnos el dibujo, pasa y echamos la tarde juntos.-

Fueron nuestras palabras a Dani Silva, fan del antiguo Viejo Caserón al que yo había citado allí para darle una sorpresa a Tar regalándole un dibujo hecho por él.

Y dicho y hecho, los tres nos encaminamos Parque a través para hacer nuestra primera parada en el viaje:

-Tú que ya has estado, guíanos. Te seguimos.- Le dijimos a Dani que ya sabía de qué iba eso de la Comic Fan.

Y así nos abrimos paso para llegar a Palenque, en cuyo patio había dos enormes figuras de Mortadelo y Filemón, una réplica del Coche Fantástico y un coche de policía.
Entramos en el salón y tuve que sujetar a Tar para que no se me cayera. Decir que flipó en colores es quedarse corto.

-Anda, dame la cámara que os hago fotos. Que te están haciendo los ojos chiribitas.- Le dije sonriendo.

Y Dani y él se hicieron la primera foto junto a Gollum del Señor de los Anillos, y después Tar se la hizo en el Trono de Hierro de Juego de Tronos, y con Gandalf….

Entre foto y foto, contemplamos asombrados la gran colección de figuras que había en Palenque: del Señor de los Anillos, de Juego de Tronos… Y los diferentes talleres que tenían lugar allí, como el de escritura élfica o maquillaje FX.

Vimos también el croma en el que más tarde nos haríamos una curiosa foto a lo Padme y Anakin de Star Wars y no dejamos de ver los diferentes objetos y libros que se ponían a la venta en el salón y vimos también el photocall de TWD en el que no pudimos evitar hacernos una foto.

-Chicos, controlad el tiempo no sea que nos perdamos la batalla…- Les dije yo viendo que sería difícil sacarlos de ahí.

Dimos un par de vueltas más por el recinto y nos encaminamos a una de las tiendas de comida del Parque: un enorme cubo de palomitas fue testigo de todo lo que sabe Dani sobre el pasado del PAM y de lo frikis que pueden llegar a ser Tar y él cuando se ponen a hablar del Señor de los Anillos, de Conan, de Star Wars o simplemente, de paleontología.

Terminado el cubo pero a medias en la conversación de los chicos, fuimos a pillar sitio para ver la Gran Batalla.

Y no tengo palabras para describir lo mucho que me gustó: desde su música épica pasando por su genial puesta en escena del principio hasta el desenlace final: la Plaza de Star Flyer tomada por los orcos y demás personajes de la lucha con los que pudimos hacernos fotos.

(Saludos al orco que me conocía, si está leyendo esto. Esto de no saber quién es quien dice tu nombre tras la máscara…).



Y después de hacernos fotos y fotos con tooodos los personajes (además de con el comandante de TWD) volvimos a Palenque con la idea de que nos hicieran un arañacito los del maquillaje FX para poder entrar en TWDExperience luego y poder presumir de mordeduras de caminantes, pero no hubo suerte.










Estuvimos cosa de diez minutos en la cola y dijeron que cerraban el chiringuito, así que nos quedamos con las ganas, y con las mismas, reanudamos la andadura por el salón, estableciendo como siguiente parada el croma en el que Tar y yo nos haríamos una foto al más puro estilo Star Wars.


Después de eso, la estancia se vio invadida por los participantes en la Gran Batalla, que habían decidido turbar la paz de Palenque.
Y hubo gritos y algún que otro susto a traición por parte de algún orco travieso, sí.

Después de eso pusimos rumbo a TWDExperience, donde pudimos disfrutar (yo algo menos, ahora os cuento por qué) de nuestro paso por Terminus.

Al principio todo bien: las instrucciones del comandante, los tres golpes en la puerta,la recepción del compañero poli…

Pero en cuanto vino el primer susto las dos niñas que iban con nosotros acompañadas de su madre se echaron a llorar diciendo que querían salir.

Y a mi me entró la vena maternal (que parece ser que sí, que la tengo y yo no tenía ni idea) y estuve lo que quedó de camino abrazando a una de las niñas intentando tranquilizarla mientras los chicos seguían el recorrido a paso más ligero.

Pequeña anécdota aparte, nuestra estancia en la prisión estuvo genial y conseguimos llegar a la terminal con vida gracias al buen hacer del par de polis que velan por nuestra seguridad.
No me olvido tampoco de los caminantes, que quisieron comérsenos  sin pan ni ná y estuvieron todo el recorrido dale que dale detrás de nosotros. Geniales, como siempre.

Lamentablemente, cuando salimos al exterior suspiramos porque sabíamos que la tarde en el Parque estaba llegando a su fin.

Y qué mejor manera de acabarlo que montando en la Jungla y viendo su belleza de noche.
Nunca lo había hecho, y tiene su encanto pasear casi sin luz en barca dejándonos hacer fotos por Dani.



Y ya sí que sí la noche llegó al final, no sin antes despedirnos de quien se ocultan tras las máscaras de los caminantes y de quien portan esposas y nos escoltan a la terminal cuando entramos a TWDExperience…. (Saludos si me leéis).











Hecho esto, ahora sí, nos fuimos a Batán, nos despedimos y emprendimos el  duro camino de vuelta a casa, yo consciente de que hasta el año que viene no volvería a Comic Fan y los chicos seguramente pensando como ingeniárselas para volver el finde que viene…





Otra vez PAM se lo ha vuelto a currar de lo lindo y ha conseguido sorprenderme y que me quede con ganas de volver ¡Enhorabuena!.

Ahora a esperar a Halloween, que no dudo que será sublime! :)

Fotos: Tar Sekeltôr y Daniel Silva.

lunes, 20 de abril de 2015

La Gran Batalla Prólogo I

Pues aquí os dejo el prólogo dedicado a las fuerzas del mal de la Gran Batalla de la ComicFan de PAM. En breve, el del otro bando :) Y en nada, la historia de la gran batalla. Espero que os guste!

PRÓLOGO I: LAS FUERZAS DEL MAL

Olak el Negro despertó en el amplio lecho que compartía con la hechicera y la miró:
Su amante, su reina, su maestra. De ella había aprendido todo cuanto sabía de magia y juntos habían sometido los reinos de las montañas de Obsidiana huyendo después a aquel poblado orco donde ahora vivían para poner de su lado a sus habitantes y hacerles luchar con ellos para poder derrotar más fácilmente a sus adversarios.
El hechicero miró a Berekth mientras pasaba sus manos por el cuerpo de la maga, cuya paz se rompió con un gemido y un sobresalto que hizo a ambos levantarse de un salto.
Olak miró a Berekth: En su rostro no había ningún signo de inquietud pese al sobresalto. Al contrario: en sus labios oscuros jugueteaba una sonrisa maliciosa, y sus ojos que usualmente eran castaños ahora estaban teñidos totalmente de un negro más profundo que la noche.
-Van a atacarnos, mi rey- Dijo. Y casi pareció que eso la divertía mientras bajaba del lecho y se enfundaba en un largo vestido verde con ribetes dorados.
Olak sonrió, y con toda tranquilidad atrajo a Berekth hacia sí para besar sus labios con avidez y susurrarla:
-No saben con quién han topado. Vamos a darles su merecido.-

Dicho esto, se prepararon para la batalla….